¿Cuándo quitar mis muelas de juicio?

¿Cuándo quitar mis muelas de juicio?

Sin duda alguna, las muelas del juicio son un tema que siempre da de que hablar y del que surgen numerosas cuestiones. Si es recomendable o no quitárselas, cómo aliviar el dolor, de qué tipos hay, en qué afectan a nuestra salud bucodental y mucho más.

En este post aclararemos algunas de esas dudas. Encontrarás información sobre cuándo quitar las muelas del juicio, qué pasa si no te las quitas y qué beneficios puede tener extraerlas.

Cuándo extraer las muelas de juicio

Para algunos pacientes que no consiguen superar el miedo al dentista , las muelas del juicio suponen un gran reto para decidir si extraerlas o no. Algunos de los problemas que comienzan a dar las muelas del juicio y por lo que es conveniente y aconsejable extraerlas, son los siguientes:

  • Que se queden de forma oculta dentro de las encías. Pueden quedar retenidas en la mandíbula. Este suceso puede derivar en una infección o quiste que acabe dañando las raíces de los otros dientes.
  • Que salgan de forma parcial. Esto provocará muchas infecciones ya que se convierte en un gran foco de bacterias.
  • Se apiñen con otros dientes. En caso de que no tengan espacio suficiente se pueden apiñar con dientes próximos y dañarlos.

Dependiendo del profesional que te atienda, te aconsejará extraer o no. En nuestro caso siempre tomamos una decisión respecto a la salud del paciente. Si tras una valoración, consideramos que realmente puede suponer un problema en el presente o futuro del paciente, recomendaremos sin duda la extracción.

No hay que extraer en todos los casos de forma general, si no que se extraerán aquellas piezas que causan molestias y provocan otras consecuencias que pueden dañar el entorno bucodental.

La intervención   para quitar las muelas del juicio puede variar en función de cada paciente. En los casos más sencillos la extracción se hace en minutos y con anestesia local.

Los casos más complejos, suelen ser aquellos en los que la muela ha quedado retenida. Probablemente habrá que hacer una incisión en la encía y remover parte del hueso para dejar visible la pieza a extraer. Esto requerirá que posteriormente se realicen puntos de sutura.

 

¿Qué pasa si no me quito la muela de juicio?

Si te estás preguntando qué pasa si no te quitas las muelas del juicio, la respuesta es clara: no pasará nada siempre y cuando, estos terceros molares cumplan estas características:

  • Que estén sanas y que salieron por completo
  • Tienen una posición adecuada y la mordida con la muela opuesta es correcta
  • No hay dificultades a la hora de cepillarla

Para un gran número de personas, las muelas del juicio no suponen ningún problema y, por lo tanto, no se aconseja su extracción. Si hay suficiente espacio para que crezca y no causa ni dolor de la muela del juicio ,ni hinchazón, ni infecciones o no roza con otras piezas dentales, no pasará nada por dejarlas sin extraer.

Por otro lado, si no sabes qué hacer y si quitar las muelas del juicio o no, te aconsejamos que recibas asesoramiento de nuestros profesionales odontólogos  que estudiarán tu caso para ayudarte a tomar una decisión.

  • 0 Comment

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestras clínicas

Encuentra nuestras clínicas en Granada
×